sábado, 28 de junio de 2014

Una propuesta de modelo de Aula Virtual con Moodle y Web 2.0

A partir de la misión y de los planes educativos institucionales, las universidades en general, buscan formar a sus estudiantes como unos ciudadanos íntegros y socialmente responsables, que promuevan la justicia, la equidad, el respeto por los valores humanos. La incorporación de Tecnologías de Información y Comunicación - TIC al interior de los procesos de formación, debe convertirse entonces en un objetivo estratégico transversal para los lineamientos de calidad y planes de desarrollo y así lograr fortalecer el acceso y participación de la comunidad académica, en los programas de estudio que son desarrollados, de una manera mucho mas interactiva, participativa y divertida.






Esta incorporación de TIC debe ofrecer los medios necesarios para favorecer la reflexión sobre su uso y la adecuada aplicación para beneficio propio y de la sociedad. Esta demostrado que el uso de tecnologías, incentiva y promueve la creatividad y la innovación en las personas (RICOH, 2014). Uno de estos ejes tecnológicos, se relaciona directamente con el uso del sistemas LMS o Aulas Virtuales, herramienta que se ha impuesto a nivel global, como una estrategia imprescindible para programas virtuales bajo modelos de aprendizaje e-learning y como complemento esencial y potenciador en programas presenciales, utilizando estrategias combinadas de educación, bajo el concepto del blended learning.

Este es el contexto en el cual he venido trabajando de forma permanente en la Universidad Militar y se ha logrado proponer un modelo estandarizado y unificado de Aula Virtual para uso en la modalidad "A Distancia" y en Presencial, el cuál se presentaron sus lineamientos en el marco del congreso VirtualEduca 2013 y se publicó un artículo en la revista America Learning and Media en la edición 023. Sobre este modelo, he querido referirme en este post, para relacionar las principales ideas propuestas.

En este modelo de Aula Virtual, se plantean esencialmente tres grandes dimensiones desde las cuales el docente debe trabajar, la dimensión de gestión, dimensión pedagógica y dimensión de evaluación.

A partir de la dimensión de gestión, se plantean algunas estrategias de organización y estructuración de componentes tanto comunicativos como informativos, a través de los cuales se pretende que el estudiante al ingresar al aula virtual, tenga total claridad del curso que está a punto de desarrollar. Entre estos elementos, se mencionan los siguientes:

  • La información del perfil del docente es clave presentársela a los estudiantes, la cual tendrá una versión resumida de las calidades profesionales y de experiencia de quién gestionará el curso. Moodle tiene incluida la opción para agregar esta información, sin embargo podremos complementarla de una manera única, desde esta herramienta about.me.
  • Con la identidad gráfica del curso a través de una imagen alargada tipo banner, se podrá dar un concepto diferenciador al tema a tratar. Existen muchas herramientas desde las cuales podremos construir de una forma sencilla este banner. Por ejemplo, desde http://pixlr.com/express/ en la opción collage o también esta otra alternativa http://www.fotor.com/es/, igualmente en la opción collage.
  • Bien, ahora es fundamental los espacios de comunicación, en los cuales propongo dos espacios claves. Uno en donde se coloquen las noticias públicas para las indicaciones en el progreso del curso y otro espacio en donde el estudiante tenga la posibilidad de preguntar. Los foros es una excelente alternativa para esto.
  • Hay que dar una cordial bienvenida a nuestros estudiantes, en donde presentemos el curso de una forma motivante y en la que se clarifique la intensión del mismo curso. La forma mas adecuada de hacerlo es a través de video, sin embargo el texto funciona también. El editor de Youtube es una de las mejores alternativas desde https://www.youtube.com/editor. Para capturar tus propias imágenes y grabarte a ti mismo, podrás utilizar https://www.youtube.com/capture, que instalada en tu móvil, facilitará el trabajo.
  • Conoce a tu estudiante. Un corto cuestionario de entrada, nos permite evaluar por un lado, los conocimientos de base con los cuales, los estudiantes deben ingresar al curso. En otras palabras, debemos validar los prerrequisitos en términos de conocimientos. Por otro lado, y tal vez mas importante que la validación de conocimientos, es poder conocer las habilidades de los estudiantes: si son más auditivos, visuales o kinestésicos, esta es una encuesta que podría funcionar http://goo.gl/MyHi6L. Bueno y esto ¿para qué?, pues para poder estructurar y diseñar actividades que saquen el mejor provecho de dichas habilidades. Uno de los principales errores que cometemos como docentes, es pensar que todos los estudiantes aprenden igual, lo cual no es del todo cierto. La mejor decisión, es diseñar actividades en las que nuestros estudiantes se sientan cómodos, logremos motivar el interés por las temáticas y desarrollemos las competencias correspondientes. De esta manera, estamos diseñando un curso dinámico y entretenido.
  • Con una buena presentación del curso, estaremos dejando en claro desde el primer día, como será el desarrollo de la asignatura, las competencias generales, la metodología, las temática a cubrir, como evaluaremos y las reglas de comportamiento que aplicaremos. Entonces en este recurso es donde debemos organizar todos los aspectos que consideremos propios del curso y no dejar detalles sueltos, así no habrá espacio a la improvisación y a las sorpresas.
  • Bueno, finalmente para esta dimensión y si nuestro curso tiene mas características virtuales que presenciales, entonces hay que dejar algunos espacios para encuentros virtuales, en donde un chat, un foro social y un enlace a alguna herramienta de videoconferencia, funcionan bastante bien. http://www.twiddla.com es una pizarra virtual a través de la cual se pueden desarrollar encuentros con los estudiantes.
Como parte de la dimensión pedagógica, debemos establecer lineamientos fundamentales para la organización de todos los aspectos relacionados con los materiales de estudio y las actividades complementarias para cada unidad o módulo. Esta dimensión es el corazón del curso en el aula virtual y es el sitio en donde se refleja todo el diseño didáctico, pedagógico y evaluativo, que cada docente debe establecer para su actividad académica con los estudiantes. Dejo algunos aspectos que podríamos tener en cuenta:

El primero de los componentes de la dimensión pedagógica, son los materiales de estudio que el docente deba referenciar en el aula virtual para sus cursos, garantizando eso si que los estudiantes puedan tener acceso para su consulta como material de trabajo en las temáticas del curso y para las actividades planteadas. Son muchas las opciones que se pueden tener para organizar y relacionar materiales de estudio, comenzando por las bases de datos virtuales, los documentos de autoría del docente, enlaces a sitios web de interés, objetos virtuales de aprendizaje o material multimedia interactivo.

Algunas alternativas que tenemos son las siguientes:
  • Con el libro de contenidos de Moodle, se puede crear y organizar contenidos de forma muy sencilla, con una tabla de contenidos interactiva, que permite navegar por la información insertada.
  • Los objetos de aprendizaje son la mejor alternativa para poner a disposición de los estudiantes, contenidos diversos, ya que si se han diseñado con compatibilidad SCORM, podremos hacer seguimiento de lo que cada estudiante ha trabajado al interior de cada material. Una herramienta sencilla que podremos utilizar para crear este tipo de materiales es eXe learning. Se trata de una aplicación disponible libremente para asistir a docentes en la creación de contenidos. El sitio oficial es http://exelearning.net.
  • En forma complementaria, se pueden relacionar documentos de interés dentro de una carpeta, dejando a disposición de los estudiantes todos los documentos que serán utilizados. El formato ideal para estos archivos es PDF. Para ello, hay muchas alternativas en la red, una podría ser http://www.freepdfconvert.com.
  • También es importante relacionar sitios web como enlaces de interés que permitan complementar los temas tratados. La forma mas sencilla de crear este recurso, es utilizar la página web de Moodle. Existen en la Web muchos sitios para crear nuestros propios sitios de interés bajo el concepto de curación de contenidos. Uno de ellos, muy bueno que utilizo en forma constante es http://www.scoop.it, en él se pueden crear hasta 5 tableros de temas diferentes y en cada uno, podemos relacionar los sitios que interesan al curso.
El segundo componente para la dimensión pedagógica son las actividades complementarias, las cuales implican actividades prácticas que gestionadas desde un Aula Virtual, facilita a los docentes el control y seguimiento de los avances y entregas de manera individual y/o colectiva de los estudiantes.

Si recordamos las pruebas iniciales que practicamos a los estudiantes en la dimensión de gestión, aquí es en donde debemos tener en cuenta las fortalezas y las debilidades de los estudiantes para así poder diseñar actividades apropiadas que permitan sacar el máximo provecho de estas características.

Todas las actividades deben estar diseñadas de forma tal que, estén interconectadas con los objetivos o competencias del curso y además que presenten en forma clara lo que se pretende con cada una de éstas. Por ello, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. La actividad debe tener un propósito claro, en el cual se describa la competencia que se pretende alcanzar. Una competencia se entiende como la capacidad y la habilidad que desarrollan los estudiantes para poner en funcionamiento los conocimientos adquiridos de manera integral, y el objetivo se entiende como el resultado que se espera que el estudiante logre al terminarla con éxito.
  2. Después de haber explicado el propósito, debemos indicar la forma en cómo deberá ser desarrollada, en otras palabras la metodología de trabajo. Aquí se deben describir en detalle los pasos que el estudiante debe seguir para lograr completar la actividad propuesta y lo que debe entregar finalmente, si es un archivo, en que formato, características de la entrega, entre otros.
  3. Para un adecuado desarrollo de la actividad, es necesario dejar a disposición de los estudiantes, determinados recursos de contenido, los cuales pueden ser: páginas web, documentos, vídeos, películas, entre otros.
  4. Ahora debemos diseñar para la actividad propuesta, la forma en como vamos a evaluarla. Para esto podemos estructurar una rúbrica de evaluación con unos indicadores de puntaje claros que permitirán valorar numéricamente el ejercicio.
  5. Por último hay que establecer el valor porcentual para la actividad sobre el total del curso o del módulo en desarrollo.

Ahora bien, ¿Qué clase de actividades podemos proponer?. Pues bien, al respecto hay muchísimas alternativas y con herramientas web 2.0 aún más, para lo cual dedicaremos una entrada especial en este blog, más adelante.

Finalmente en la dimensión de evaluación que hablaremos en esta publicación, corresponde al espacio del curso en el cual se plantea el modelo de valoración de las competencias planteadas al principio. El modelo de evaluación, va inmerso a lo largo de todo el curso y busca medir o valorar el nivel de apropiación de los conocimientos y el desarrollo de procesos, habilidades y competencias de los estudiantes.

En la medida que el curso va avanzando, es conveniente mantener informados a los estudiantes sobre el progreso de las evaluaciones con sus respectivas calificaciones y retroalimentaciones. Esta dimensión desarrolla el manejo adecuado del sistema de evaluación en el proceso de aprendizaje dentro del aula virtual, en donde se deben considerar diversos aspectos, como:
  1. Todas las actividades de aprendizaje pueden ser susceptibles de ser evaluadas, las cuales deben presentar explícitamente los indicadores de evaluación, por ello es importante establecer las condiciones de evaluación (fechas, productos a entregar o características de los trabajos) desde el inicio del curso e informar a los estudiantes, los plazos en el desarrollo. El diseño de rúbricas para evaluar actividades y trabajos es una alternativa interesante. En este sitio (http://rubistar.4teachers.org/index.php) se encuentran muchas rúbricas que podemos utilizar en el diseño de nuestro entorno de aprendizaje, además en Moodle, desde la versión 2.5, se ha incluido en la configuración de las actividades, la opción de evaluar con esta interesante alternativa.
  2. En caso que el docente requiera adelantar actividades de evaluación por fuera del aula virtual, es necesario activar o crear un enlace a una actividad tipo tarea, en la cual se describa las condiciones del trabajo respectivo. Con esto se deja en forma explícita, las condiciones de la actividad y además, para que el docente pueda registrar la nota lograda por el estudiante, sumada a la retroalimentación respectiva.
  3. El cuadro de calificaciones en el aula virtual, debe ser configurado correctamente, en el cual se presente de forma clara, el modelo evaluativo planteado en la propuesta del curso. En este cuadro, deben estar organizadas todas las actividades complementarias con su respectivo peso, las evaluaciones o cuestionarios formales y todos aquellos aspectos que afectan la nota final del curso. 
  4. Con un buen banco de preguntas y cuidadosamente diseñado, la implementación de cuestionarios es muy sencilla. La aplicación de pruebas en conocimiento como quices y parciales en forma automática con preguntas aleatorias, abiertas, de selección múltiple, de emparejamiento, entre otras.
En la siguiente presentación, se complementan y profundizan algunos aspectos planteados en esta publicación.


Sitios web usados:
http://thenounproject.com
https://moqups.com

Referentes bibliográficos
RICOH (2014). Humans and Machines. Economist Intelligence Unit. Recuperado de http://thoughtleadership.ricoh-europe.com/es/humans-and-machines/education-insight/. En este estudio denominado Humanos y Máquinas, se aborda el impacto de la tecnología en la creatividad y la intuición humana dentro de los principales sectores económicos, los líderes del sector de la educación afirman que la tecnología les ha ayudado a tomar decisiones acertadas y que la interacción entre los humanos y la tecnología aporta grandes ventajas al conjunto de la economía, siendo esencial en la enseñanza del futuro el trabajo entre las personas. Por tanto, resulta más probable que el aprendizaje potenciado por la tecnología traiga consigo la transformación del papel de los profesores en las aulas de clase.

Bain, K. (2007). Lo que hacen los mejores profesores de la universidad (p. 223). Retrieved from http://www.uv.es/~ivorra/documentos/losmejores.html
Vásquez Rodríguez, F. (2000). Oficio de maestro P1. (U. Javeriana, Ed.). Bogotá, Colombia: Javegraf. Retrieved from http://books.google.com.co/books?id=6EM7pUUsbK8C&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false
Carneiro, R., Toscano, J. C., & Díaz, T. (2013). Los desafíos de las TIC para el cambio educativo. (F. Santillana, Ed.) (p. 181). España. Retrieved from http://www.oei.es/metas2021/LASTIC2.pdf

2 comentarios:

  1. Las aulas virtuales, llegaron para quedarse, en un futuro cercano las universidades no se adaptarán al cambio, los estudiantes asistirán a clases unicamente por medios virtuales, facilitando la vida a todos, y economizando todo el proceso.

    ResponderEliminar
  2. Reconozco su propuesta como un buen aporte y punto de partida en la construcción de entornos virtuales de aprendizaje, sin embargo, encuentro aspectos a mejorar como los siguientes:

    - Usted sugiere la disposición de módulos, secciones y pestañas, a la vez hace referencia al tipo de actividades que incluye, además ofrece propuestas de herramientas que pueden ser de utilidad para las actividades. Recomiendo que separe la arquitectura de información (Disposición de los módulos y secciones) de la secuencia didáctica (Actividades sugeridas para el proceso de aprendizaje), no necesariamente son dependientes y si representan aspectos distintos dentro del diseño de e-learning o b-learning.

    - Hablando de las actividades o secuencia didáctica, encuentro validas sus sugerencias, sin embargo, se debe mencionar la importancia de tomar en cuanta al público objetivo o alumnos potenciales para seleccionar mejor las actividades y recursos que se utilizarán dentro del curso.

    - Hablando de los bloques, desde la información del docente, hasta el calendario, deberían ir a la derecha de la pantalla. Está comprobado que el primer punto donde se dirigimos nuestra mirada es la derecha y dichos bloques son el contacto inmediato del alumno con el entorno virtual. Aunado a lo anterior, los materiales del curso siempre tendrán que ser visitados tarde o temprano, por lo tanto si son situados del centro a la izquierda no afecta la percepción y en cambio es radicalmente positivo tener los bloques del lado derecho.

    - La sección de presentación y la pestaña de presentación las encuentro redundantes, sugiero concentrar el material dentro de la sección y eliminar la pestaña, recordemos (Menos es más), el diseño con menos elementos, estilo minimalista facilitará la navegación.

    - Respecto a los elementos que propone dentro de la secuencia didáctica (Aunque usted no la refiere con dicho nombre), hay bastantes elementos dentro de Moodle que se pueden utilizar antes de pensar en usar aplicaciones externas a la plataforma, por ejemplo los cuestionarios.

    Estás son mis ideas, que retomando lo que considero pertinente de su propuesta, formularán una opción más amigable, concreta y completa.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por los aportes que realicen en este espacio, de verdad que serán tenidos en cuenta para mejorar los contenidos y diseñar publicaciones complementarias.